sábado, 16 de mayo de 2009

CARTA MORBO.

La conversación de ayer me dejó pensando y quiero aclararte que si bien la muerte está presente en mis textos y en mi imaginario, ella no es mi tema, ni mi fetiche, ni mi perversión o como quieras llamarle (al menos no conscientemente).
No me deleito con las muertes femeninas, sino con su sufrir y en última instancia con el cuerpo de una mujer sufriente. Tengo una fascinación por el cuerpo; lo admiro, babeo por las femineidades de una chica (y por las tuyas, por cierto ), les rindo culto, me son insoportablemente bellas; en consecuencia, mal podría estar pensando en destruirlo o en afearlo y mucho menos en darle muerte; ello porque se acabaría mi placer, ya no habría cuerpo para babear, no habría diosa a quien sacrificar ... y las diosas no resucitan como en la leyenda cristiana; sería un placer para una sola vez, como fusil de chispas del siglo XVIII , de un sólo tiro, y no es eso lo que deseo. No obstante, no dejo de pasarme imágenes fuertes contigo, sobre todo desde que me anunciaste tu voluntad de entregarte absolutamente a mí. Son fantasías que me inquietan, me dan escalofríos. En mi imaginario te llego a colgar de las tetas con unas cuerdas atadas alrededor de tus pechos; proyecto el cuadro en un pasado en el que gritabas, ahogándote por el dolor; era espantoso. También te imagino siendo clavada a una cruz, de las muñecas como en aquel relato que ya sabes; nunca haría eso contigo, Clau , de verdad lo digo, pero te digo que mi pene sufrió fuertes refregadas imaginando tus alaridos cuando el martillo clavaba en tus muñecas y sobre todo en tus pies; tus gritos eran los de una cerda, ¿has escuchado alguna vez a los cerdos cuando los sacrifican? sus gritos son horribles . Así te imaginaba, babeando, meándote; tu pecho subiendo y bajando aceleradamente, tu abultado y desnudo vientre , temblando brillante de sudor cuando te movías convulsivamente a cada martillazo que te daban . ¡Por dios¡ y con eso me pajeaba , con la imagen de una tortura espantosa, de tu pequeña boca abierta gritando, de tus lindos ojos abriéndose desmesuradamente, saltones y rojos por las lágrimas, el espanto y el dolor.
Y ahora que lo pienso, es tu cuerpo, tan sólo tu cuerpo, doliente, atrapado, sometido lo que me enloquece de lujuria ¿por qué? no se. Cuando hablo de cuerpo, Claudia, no me refiero tan sólo a tus tetas o a tu sexo o a tu trasero; me refiero a toda tú , con tu rostro incluido, con tu mirada, con tu voz, tu cuello, las lágrimas, el cabello; es todo el conjunto, es todo el contexto lo que forma parte de mi fetiche.
No me molesta que divagues, para nada. Me gusta esa Claudia especuladora, teórica, con tintes de pensadora. Sigue especulando que me gusta. Había desarrollado una verdadera misoginia ya que siempre las mujeres con que me he topado han sido tan prácticas, tan aterrizadas, tan poco soñadoras, tan dadas a aburrirse con las divagaciones. Por suerte hasta en eso coincidimos, mi chica dolcett. A propósito de dolcett girl, pensé que no sabrías lo que era una chica dolcett, pero veo que me equivoqué, parece que ya lo sabías, ¡es increíble ¡ convergemos en los mismos puntos.
Me dijiste algo así como que un masoquista era un sádico frente al espejo, pues bien, yo te digo y así lo había pensado, que un sádico es un masoquista frente a un espejo. A mí me gustaría sufrir, ser torturado como eso que imaginas y cada vez que pienso como sometedor, estoy torturándome a través del sometido porque yo no puedo hacerlo directamente, no me encuentro digno para ello. Por eso siempre te estoy diciendo que te admiro, te venero, me gustaría vivir tu sufrir, meterme dentro de ti, tan sublime eres.
Jajajaja , pero esto no es más que especulación y delirio, quien sabe cómo habremos de comportarnos llegado el caso, espero que con sentido común.

1 comentario:

jjadde, seda negra de Gor dijo...

tu carta para tu clau dice una gran verdad, mi estima disimo Cristian...somos el espejo de nuestro opuesto, no somos sin la contraparte...en el espejo de Alice, como diria cierto Amo, somos opuestamente iguales...

Y en ese mundo tras el espejo, todo es posible....